TENDENCIAS

Cuál es la cantidad de agua necesaria para cocer lentejas (según Karlos Arguiñano)

Apunta el consejo de un maestro de la cocina para hacer lentejas con la consistencia perfecta.

Karlos Arguiñano.Fuente: Producción Gastrolab
Escrito en TENDENCIAS el

Las lentejas son legumbres que ocupan un rol muy importante en una dieta equilibrada y saludable. De hecho son ideales para incorporar muchos nutrientes y pocas calorías. Es por eso que se vuelven aliadas perfectas para las dietas de pérdida de peso. Pero, además, este alimento contiene una cantidad significativa del complejo de vitaminas B y también ácido fólico. 

Estas legumbres también son esenciales para llevar adelante una alimentación saludable porque aportan potasio, hierro y fibra. La acción beneficiosa de las lentejas para nuestro organismo también radica en que ayudan a controlar los niveles de colesterol y promueven el óptimo funcionamiento de la actividad intestinal.

Fuente: Unsplash.com

A la hora de cocer lentejas es necesario ser certeros con la cantidad de agua para que no queden ni demasiado blandas y despellejadas, ni muy secas. Este tipo de legumbre se caracteriza por absorber mucho líquido, pero para calcular las proporciones es fundamental conocer el recipiente donde se cocinarán. 

Fuente: Instagram @valerlich

La cantidad de agua que sugiere Karlos Arguiñano (y que ha mencionado en varios de sus programas de cocina) para cocer lentejas es tres veces la porción de la legumbre. Esto puede aplicarse para el caso de utilizar una olla exprés. Pero para cocinar en una cazuela común y corriente, el cocinero recomienda cinco partes de agua en relación con el alimento nutritivo.

Fuente: Instagram @amorenmicocina_

Cabe mencionar que el agua debe ser colocada desde el inicio de la cocción de las lentejas, ya que, en caso contrario, añadir más líquido mientras se cocinan, puede ocasionar que se despellejen o pierdan su característica consistencia. También es necesario que el agua sobresalga entre 3 y 5 centímetros por encima de la legumbre y siempre mantener un fuego suave bajo la cazuela.